Filo-Revista

Bienvenidos a la Revista filosófica, destinada a los ambientes del saber. En ayuda a los estudiantes, profesores, y todos los amentes de la filosofía.

jueves, 2 de diciembre de 2010

VISIÓN Y MISIÓN DE LAS INSTITUCIONES DE EDUCACIÓN SUPERIOR

NIVEL DE CORRESPONDENCIA ENTRE LOS DESAFÍOS ACTUALES DEL MUNDO Y DEL PAÍS CON LA VISIÓN Y MISIÓN DE LA UASD

La Universidad Autónoma de Santo Domingo “UASD” en su visión y misión institucional refleja un pensamiento progresista, moderno y cónsone con la realidad socio-económica – política del mundo y el país, pero su currículo, pensum y estructura académica no responden a la exigencias de esto tiempo de incertidumbre y probabilidades, por tanto su praxis académica necesita ser transformada y ponerse a tono con las transformaciones y cambios que experimenta el mundo y el país.

El mundo esta matizado por cambios profundos en el quehacer científico-técnico, las tecnologías, las comunicaciones, la telemática, la biotecnología, la industria, la informática, las computadoras, el Internet y el conocimiento. Estamos en la era de la información, la sociedad del conocimiento o sociedad del aprendizaje, dominada por el fenómeno de la globalización y sus efectos. El mundo se debate entre la incertidumbre y los cambios permanentes, estamos en la tercera revolución industrial y el mundo digital.

El país y la universidad no están exentos del proceso de la globalización y las transformaciones o cambios que experimenta el mundo, de ahí, que la alta casa de estudio debe replantearse en su quehacer académico para responder a las nuevas demandas sociales, políticas y económicas del mundo y la nación. Es necesaria una transformación curricular, de los métodos de trabajo y de las estructuras académicas para que la universidad logre llevar a la práctica su visión y misión institucional.

La sociedad dominicana y del mundo, están caracterizadas por una gran desigualdad social, la pobreza extrema es la verdolaga del mundo, las oportunidades socio-económicas de las mayorías son muy limitadas, el acceso al conocimiento, las tecnologías, las computadoras, el Internet establecen los nuevos posicionamientos sociales, estamos frente a un mundo de una gran brecha digital. Frente a este panorama mundial e interno debe la universidad responder y presentar soluciones, de ahí, que tiene que transformarse, para responder a estos retos sociales, económicos, políticos y culturales.

La Universidad esta avocada a jugar un rol de primer orden en el quehacer nacional, dependerá de sus autoridades y lideres el lograr una academia que responda a los desafíos del presente y el futuro. La misma debe ser convertida en una institución competitiva a nivel local y del mundo, proyectando una imagen de calidad y desarrollo.

La UASD tiene que priorizar su presupuesto económico, fortalecer su cuerpo docente, elevar la calidad de la docencia, establecer un currículo de competencias, acogerse a los cuatro pilares de la educación del siglo XXI, hacer uso de las tecnologías, las computadoras, el Internet y la digitalización, ofrecer la docencia virtual, remozar sus instalaciones físicas y mejorar su logística, etc.

Para entrar en el mundo de la competitividad es necesario aprender nuevos conocimientos, crear nuevos conocimientos, manejar tecnologías avanzadas, manejo de información, uso de computadoras e Internet, desarrollo de destrezas y habilidades; parte de estos elementos son de las herramientas que demandan los nuevos educandos y que las universidades tienen el desafió de impulsar y ofrecer a los estudiantes para ponerlo al servicio de la sociedad actual. El desarrollo de la investigación científica, el dominio del saber y el conocimiento son la clave para la transformación de la sociedad y su desarrollo.

La enseñanza académica debe orientarse a que el estudiante aprenda a trabajar, a investigar, a inventar, a crear, a ser proactivo y a desarrollarse. Debe prepararse para la auto-formación, auto-educación y auto-evaluación. En otra palabra crear un ser integral y de una alta responsabilidad de orientarse ante la vida, un ser que maneje su propia formación.

Los cuatro pilares de la Educación del futuro, según el Informe de la Comisión Internacional de la Educación para el Siglo XXI, llamado “La Educación encierra un Tesoro”, serán: Aprender a saber, Aprender a hacer, Aprender a ser y Aprender a convivir.

Ante estos desafíos, la universidad o sea, la UASD, deberá de convertirse en una institución académica al servicio de la imaginación y la creatividad, si quieres ser competitiva y cumplir con su misión a favor de la sociedad dominicana. En la actualidad, la misma esta rezagada, su quehacer no se corresponde con los desafíos del mundo y el país.

La universidad debe avocarse urgentemente a un proceso de transformación, incluso redefinir su visión y misión de ser necesario, para ponerse a la altura de los cambios mundiales y nacionales. Esta debe exigir del Estado su responsabilidad histórica en el aporte a la educación superior, especialmente aportando el presupuesto necesario y de ley, para la universidad desarrollar su quehacer cotidiano y científico.

La Universidad debe cumplir con el reto de lo cuantitativo, lo cualitativo, la pertinencia y la internaciolizacion académica. La misma debe responder a la problemática de la masificacion de la matricula estudiantil, mediante la docencia a distancia o virtual; acogerse a los cuatro pilares de la educación para el siglo XXI, para elevar su calidad; hacer un rediseño curricular, actualizar sus pensum y programas, ofertar carreras competitivas, ofrecer un currículo de competencias que responda a las necesidades de la sociedad. La universidad debe vincularse más estrechamente con las universidades más reconocidas del mundo; estimular la cooperación con las empresas públicas y privadas, nacionales e internacionales, en proyectos de investigación científica y desarrollo de Recursos Humanos.

Felicitamos el paso, que en esto momento, da la universidad Autónoma de Santo Domingo, con el llamado a una transformación de la misma, por medio de su liderazgo e instancias internas. Esperamos que este proceso de convocatoria a transformar a la UASD, resulte en una acción positiva y de relanzamiento de la misma, a favor del mejoramiento de la calidad de vida de la sociedad dominicana, el crecimiento y desarrollo socio-económico, y el progreso científico-técnico del país.


LOS RETOS DE LA EDUCACIÓN SUPERIOR DOMINICANA CON LA VISIÓN Y LA MISIÓN DE LA UASD

Las actividades de la vida humana que se realizan hoy en el planeta se encuentran de múltiples maneras determinadas por una transición entre épocas lo cual encierra diversas consecuencias para la educación superior no tan sólo en el plano internacional sino también nacional. Actualmente estamos en la época de la “Globlización” la cual ha traído consigo una serie de cambios en todos los aspectos del quehacer humano como economía, educación, comunicación, etc.

Pero como todo paradigma, no sólo ofrece nuevas soluciones a viejos problemas sino que crea o provoca nuevos problemas de los cuales no siempre tiene una nueva solución. Lo mismo ocurre dentro de la educación superior, que debe enfrentar los retos que este nuevo orden de cosas presenta y cuyas soluciones no son dadas, sino que debemos crearlas, buscarlas, intuirlas o diseñarlas y luego aplicarlas.

De acuerdo con Tünnermann, los retos que debe enfrentar la educación superior del siglo XXI vienen desde dos perspectivas, que son los retos provenientes de la globalización y los retos provenientes de la naturaleza del conocimiento contemporáneo. Así, desde estas dos perspectivas, la educación superior debe enfrentar diferentes retos como los retos de la oferta, la demanda y la transformación de las carreras, retos de la calidad, la equidad y la pertinencia, retos de la vinculación universidad / empresa, retos de la investigación, retos de la extensión social, retos del tiempo de estudio, retos de la innovación y de la modernización, retos de la internacionalización, retos de los estudiantes, retos del profesorado, personal de investigación y de administración y los retos para la SEESCYT como organismo rector de las actividades y funciones de la educación superior en la República Dominicana

Por otro lado, la misión de la UASD afirma que la Universidad debe contribuir a elevar los niveles culturales de nuestra sociedad, formar críticamente los científicos, profesionales, técnicos y profesionales del arte necesarios para coadyuvar a las transformaciones que demanda el desarrollo nacional independiente, asumir su responsabilidad en la formación de una conciencia crítica de la sociedad dominicana, no dependiente, enmarcada solidariamente en los principios sustentados por los pueblos que luchan por su independencia y bienestar, efectuar investigaciones tendentes a mejorar las condiciones de la sociedad dominicana; a desentrañar las causas fundamentales del subdesarrollo y la dependencia y los problemas que como consecuencia de ello afecten la misma y sugerir soluciones, así como aumentar el acervo de conocimiento de la humanidad, difundir los ideales de paz, de progreso, de justicia social y de respeto a los derechos del hombre, a fin de contribuir a la formación de una conciencia colectiva basada en esos valores, fortalecer el intercambio científico, cultural, técnico y artístico con las instituciones educativas y culturales de todo el mundo, dentro del marco de los principios señalados y, por último fomentar en el seno de la institución un espíritu permanente de autocrítica con miras al cabal cumplimiento de la misión universitaria.

Por lo que podemos apreciar, al comparar los retos de la educación dominicana en este nuevo siglo y bajo el paradigma de la globalización, la UASD tiene una misión que corresponde adecuadamente a dichos retos ya que prevé los aspectos de la pertinencia, la calidad, la oferta y la demanda, la equidad, entre otros. El problema radica en la aplicación de todas estas palabras tan escritas y diseñadas pero que en la práctica esto no se ve.

En ese mismo orden, debemos decir que la UASD no tiene en sus estatutos, ni en los revisados ni en los antiguos, definida su visión, por lo que no podemos compararla con los retos actuales de la educación. Es por esto que recomendamos que primero delimiten su visión y la expongan claramente en sus estatutos para que podamos luego establecer si ésta se corresponde o no con los nuevos retos de la educación superior en la época actual.


OPINIÓN ACERCA DE LA VISIÓN DE FUTURO QUE SE PRESENTA Y SU CORRESPONDENCIA O NO CON LA MISIÓN DE LA UASD


La “visión de futuro” no es sólo una frase bonita, es un estilo de vida que puede ser aplicado tanto a nivel individual como a nivel global. Estas ideas sobre visión de futuro expuestas por Frederick Polar en su libro “The Image of the future” tratan de explicar que el tener una visión positiva del futuro y accionar en base a esa visión ayuda a alcanzar los objetivos propios, ay sean estos individuales o de grupo.

Tener una visión de futuro es el arma más poderosa que se posee para alcanzar el éxito. Cuando queremos lograr algo, lo primero que debemos hacer es soñar y visualizar nuestro futuro alcanzando el éxito esto incluso podrá hacernos ver o diseñar el camino a seguir para lograrlo. Está claro entonces que la visión de futuro precede al éxito.

Sin embargo, sólo tener una visión positiva del futuro no hará que las cosas ocurran tal y como lo esperábamos; primero nos planteamos un objetivo, una meta, luego visualizamos nuestro futuro positivamente y finalmente actuamos. Así es como funciona. Una visión de futuro sin acción es sólo un sueño y una acción sin visión es un desperdicio, mientras que una acción con visión de futuro puede y habrá de cambiar al mundo.

Por tanto, después de resumir el tema de la visión de futuro de Frederick Polak estamos de acuerdo en su concepción de visión de futuro positivista puesto que de acuerdo a los ejemplos expuestos en el material esta actitud ha provocado grandes cambios y avances positivos en la humanidad y en muchos individuos.

En ese sentido, debemos decir que, a pesar de que la UASD no especifica su visión en sus estatutos, en el mismo expone una serie de actividades a las que debe dirigirse la Universidad y que pueden ser consideradas, dadas su naturaleza, como visión de la misma, y estas son el incremento de la educación, con el fin de servir los intereses de la nación, la preparación de profesionales en el número adecuado para satisfacer las necesidades de la sociedad; el adiestramiento técnico especializado de acuerdo con las exigencias de desarrollo del país; la investigación como medio para la enseñanza, la comprensión de los métodos científicos y el establecimiento de la verdad; el desarrollo de actividades de extensión cultural y científica; la capacitación del personal docente y de investigación necesarios para la Universidad y el país; la promoción, organización y estímulo de la investigación científica, humanística y tecnológica acerca de los problemas universales y de los concernientes a la realidad nacional; la afirmación, desde su plano rector, de los valores espirituales y de los derechos humanos; y el fortalecimiento del intercambio cultural con las instituciones universitarias, de todas partes del mundo, para participar en la tarea universal de la investigación científica y desarrollar la comprensión y la cooperación internacionales.

Comparando estas actividades a las que debe dirigir sus esfuerzos la universidad podemos decir que posee una visión de futuro, sin embargo, pensamos que esta visión de futuro está en la etapa de sueño ya que no viene acompañada de una acción acertada en ella. Lamentablemente, nuestra universidad se pierde en el logro de sus objetivos y en el cumplimiento de sus reglamentos atendiendo tal vez a intereses particulares de las autoridades que la dirigen, no sólo en una gestión específica sino en todas.

Debemos generalizar puesto que en toda la historia escrita de la UASD sólo se ve incumplimiento y desinterés o falta de atención al cumplimiento de lo que establece la misión y los valores (tácitos) de la institución, pero por lo menos, debemos agradecer que a pesar de estas deficiencias graves la misma no ha dejado de ser funcional y no le ha cerrado sus puertas a los que buscamos el saber.


QUÉ ASPECTOS DE VISIÓN Y MISIÓN DEBERÍA MEJORAR LA UASD PARA ADECUARSE A LA PROPUESTA DE LA SEESCYT EN EL PLAN DECENAL DE EDUCACIÓN SUPERIOR 2008-2018


El plan decenal de educación superior 2008-2018 preparado por la SEESCYT plantea en su parte 2 sobre las perspectivas, tendencias y retos de la educación superior que el país ha aumentado la matrícula de estudiantes universitarios entre 18 y 24 años de edad en un 28.7% desde el 2007 y que se esperaba un crecimiento a un 30% aproximadamente para el 2008.

También ofrece datos sobre las preferencias de carrera de los estudiantes, situando en primer lugar al área economía (contabilidad, administración e empresas), seguida de la carrera de medicina y luego la de derecho, en el caso de la UASD.

Este plan plantea los tres grandes desafíos de la educación superior para el período 2008-2018 que son lograr mayores tasas de escolarización, mejoramiento de la calidad de la educación superior de manera que se ajuste a las necesidades del desarrollo socioeconómico y productivo del país y la formulación y puesta en marcha de políticas de estrategias para el cumplimiento de los compromisos internacionales asumidos por el país en la Declaración Mundial de Educación Superior.

Plantea además los compromisos que deben tenerse en cuenta en las revisiones para el desarrollo de la educación superior dominicana, entre los que están la misión de educar, formar y realizar investigaciones, la función ética, autonomía, responsabilidad y prospectiva, la promoción del saber mediante la investigación en los ámbitos de la ciencia, el arte y las humanidades y la difusión de sus resultados, la diversificación como medio de reforzar la igualdad de oportunidades, entre otros.

Asimismo, expone las tendencias de la educación superior en la República Dominicana para alcanzar niveles aceptables de desarrollo humano sustentable y estas son la expansión cuantitativa, la diversificación de estructuras y formas, las restricciones de la financiación y los recursos y la reciente internacionalización. Y finalmente plantea los retos de la educación superior en República Dominicana de cara al nuevo siglo, expuestas más arriba (parte 1).

Luego de analizar la misión y la visión de la UASD, podemos decir que en teoría la universidad está preparada para enfrentar las exigencias del Plan Decenal para la Educación Superior 2008-2018, su problema radica en la aplicación de sus reglamentos escritos, aprobados y legalizados, por lo que nuestra propuesta de mejora se resume en dos. La primera es que debe incluir en su revisión de los estatutos orgánicos de la misma un detalle específico de su visión, puesto que si esto no está claro y especificado cómo sabemos hacia donde va.

Y en segundo lugar, proponemos que se diseñe e instale un programa de supervisión constante del cumplimiento de controlar así los vicios que podrían darse con personal que ya ha trabajado en la institución y que conoce cómo funciona este sistema. De esta forma la universidad funcionaría de acuerdo a sus reglamentos y las mejoras no se harán esperar, a la vez que estará satisfaciendo también los objetivos por alcanzar planteados por el nuevo plan decenal.


BIBLIOGRAFÍA

1. Descubriendo el futuro: El Poder de una visión. Joel Barrer.

2. Plan Decenal de Educación Superior de la República Dominicana 2008-2018.

3. Estatuto Orgánico de la UASD

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada